La diversión no está peleada con la edad. Sin importar cuántos años tengas un poco de alegría en tu día a día te hará mucho bien. Puedes inscribirte a una clase de baile de salón, practicar alguna manualidad, reunirte con amigos para algunas partidas de juegos de mesa, hacer tardes de cine, un club ...