La planeación financiera no es exclusiva de los jóvenes, en la edad adulta es tan importante como siempre y mucho más en la tercera edad. Si eres un adulto mayor, lo más probable es que vivas tu día a día con tu pensión por lo que el uso correcto y distribuido de ésta resulta de gran importancia para que no carezcas de nada.


Es por ello que te compartimos algunos consejos para el manejo de las finanzas personales en la tercera edad, ¡verás que es más fácil de lo que suena!


 Haz un presupuesto

Un presupuesto no es más que definir tres cosas: en qué gastas dinero, cuánto gastas y cada cuánto tiempo. Estas cantidades las tienes que hacer empatar con tus ingresos considerando mínimo un 10% de ahorro y un resguardo para emergencias.


Considera hacer una tabla donde puedas vaciar todos los datos y que puedas tener siempre a la mano para llevar pleno control del presupuesto.


Gasta pero de manera inteligente

No se trata de que te guardes en tu casa y o gastes el dinero que destinaste para tu pensión durante toda tu vida laboral. Todo lo contrario, el secreto está en saber gastar.


Consume lo que necesitas, cuando lo necesitas y evita gastos fuga o emocionales. Verás que de esta manera tu dinero rendirá tanto como tú quieras.


Considera generar ingresos extra

Sí, ya estás jubilado pero, ¿has considerado obtener ingresos extra? No tiene porque ser mediante un trabajo de oficina, sino con cualquier otra actividad que te guste. Recuerda que tienes décadas de experiencia que en muchos lados se valorará o que tú mismo puedes aprovechar con un negocio propio.