Resulta un tanto común pensar que los adultos mayores tienen la vida resuelta. Tras décadas dedicadas a su trabajo, son pensionados y, considerando que, en teoría, sus gastos son menores que los de años atrás, se suele creer que no tienen que preocuparse por asuntos financieros.

Este es uno de los mitos de las finanzas de los pensionados y, junto con el temor de no conseguir un préstamo, se conjuntan dos grandes malentendidos de la vida financiera de quienes gozan de una pensión. 

2 MITOS DE LAS FINANZAS DE LOS PENSIONADOS, SUPÉRALOS Y CONSIGUE UN PRÉSTAMO 

1. Los pensionados no necesitan dinero

Actualmente hay adultos de mayores en nuestro país que, aunque sean pensionados, en algún momento requieren más dinero del que perciben con su pensión.

Esto se debe a diferentes motivos. Puede ser sólo una ocasión en particular para lo cual requieran una suma alta de dinero, o bien, fueron poco preventivos en las proyecciones de sus gastos en relación con su pensión.

2. Los pensionados no pueden tramitar préstamos

El problema de algunos pensionados y su necesidad de dinero extra llega cuando, al superar los 60 años, son pocas las instituciones financieras que les aprueban préstamos.

Es por ello que se suele pensar que simplemente no hay manera de obtener un préstamo cuando se es pensionado, pero, para gusto y beneficio de muchos, no es así.

Existen empresas perfectamente reguladas que prestan hasta $350,000 pesos  sin necesidad de presentar avales ni de una revisión del buró de crédito.

Ese es el caso de CR3DIGO, somos una empresa en la que brindamos apoyo en el trámite de préstamos para pensionados con las mejores condiciones y que se adaptan a la capacidad de pago del pensionado.